De acuerdo a Miriam Muñoz Polit, directora del Instituto Humanista de Psicoterapia Gestalt, los sentimientos básicos (miedo, alegría, tristeza, enojo, afecto); se experimentan primero en el cuerpo, y luego nos damos cuenta de lo que estamos sintiendo y los podemos identificar.

Cómo son una respuesta del organismo, frente a un estímulo, podemos diferenciarlos gracias a la temperatura corporal, a la tensión o distensión del cuerpo (postura) y al nivel de energía que otorgan.

Trae a tu mente algún recuerdo donde experimentaste miedo, pon atención a tu cuerpo y descubre ¿cuál es tu temperatura corporal? Cuando sientes miedo, ¿te sientes tenso o relajado? Con este pequeño ejercicio, te puedes dar cuenta que el miedo se expresa con una temperatura fría y con una postura rígida.

Ahora, trae a tu memoria un recuerdo donde sentiste alegría. Date el tiempo suficiente para que tu cuerpo reviva el sentimiento. ¿Qué temperatura corporal tienes cuando experimentas alegría? ¿Cuál es la postura natural de tu cuerpo cuando la estás sintiendo? ¿Cómo está tu nivel de energía, es decir, te dan ganas de hacer cosas o de no hacer nada? Con la alegría, tenemos energía; el cuerpo se siente relajado, ligero para hacer cosas; tiene una temperatura normal, cálida, que no es fría ni caliente.

Si hacemos un recuento de situaciones en donde hemos experimentado distintos sentimientos, podemos brindar atención a nuestro cuerpo y recuperar la información de cómo se manifiesta cada uno de los sentimientos básicos. Con el enojo, descubrimos que nos sentimos tensos y calientes. Con la tristeza, sentimos frío y el cuerpo se siente relajado, pero sin energía, pesado, a diferencia de la relajación de la alegría. Mientras que con el afecto, el cuerpo se relaja y nuestra temperatura es alta.

Puede ser que en una misma situación experimentes varios sentimientos a la vez, y por momentos te suba o te baje la temperatura y a la par te relajes y tenses. Lo importante, es que descubras cómo estás, para saber qué necesitas.

Dado que el sentimiento básico tiene una base orgánica, tiene un tiempo máximo de expresión continua de 15 minutos. Fisiológicamente no soporta nuestro cuerpo más. Sin embargo, lo común es que la expresión dure de 1 a 3 minutos, máximo. Incluso menos. Puedo hacer que un sentimiento se exprese por más tiempo, pero implica que descanse y lo vuelva a generar con mi pensamiento, con cosas que me digo, no porque en realidad, sin pensar surja de manera natural de mi cuerpo.

Por ejemplo, en el afecto, cuando dura un orgasmo, cuánto dura un beso (sin tomar aire), cuanto un abrazo. Si estás enojado, cuánto tiempo de continuo puedes estar mentando, gritando, golpeando… sin descanso. Si lloras, a fuerzas tienes que parar por un momento para tomar aire, incluso duele la cabeza y nos da sueño, después de llorar. Cuando ríes a carcajadas ¿no te duele el estómago? Y hasta con el miedo, te puede dar taquicardia o hasta te puedes orinar, pero son sólo fracciones de segundo donde se experimenta constantemente el sentimiento en el organismo.
Afortunadamente, nos autorregulamos para mantener nuestro equilibrio, así que confía en tu cuerpo y date la oportunidad de expresar lo que sientes.

 

 

Cheers,

Goose

Obtenido desde:

http://www.alimentacion-sana.com.ar/Portal%20nuevo/actualizaciones/quemarejercicios.htm

Como Quemar Grasas haciendo Ejercicio

A continuación te proporcionamos una rutina de ejercicios básicos para quemar grasa:

1. Ejercicios aeróbicos. Sal a correr, realiza tu propia rutina en casa, salta la cuerda, sube y baja escaleras, ayúdate de un video de ejercicios. Debes hacerlos por lo menos 4 veces por semana en sesiones de 45 minutos.

2. Sentadillas. Te ayudan a moldear glúteos y muslos. Al bajar no dobles la espalda ni inclines la cabeza, y cuida que tu propio peso no te lleve hacia adelante. Haz 3 series de 20 y conforme desarrollas tu resistencia, aumenta a 4 series, 3 veces por semana.

3. Abdominales. Ayudan a dar tono a tus músculos del vientre. Debes cuidar de no levantarte demasiado ni flexionar el cuello. Para lograr resultados visibles, hazlos por lo menos 3 veces por semana.

4. Crunches. Acostada boca arriba sobre el piso, flexiona las rodillas, apoya los pies al suelo, une tus manos y llévalas al pecho. Flexiona de la cintura hacia arriba, sostén 2 segundos y regresa. Repite 3 series de 15 cada una.

5. Flexiones laterales. Mantén la posición de los crunches pero con tus manos bajo la nuca. Flexiona el torso, toca con tu codo derecho la rodilla izquierda, sostén la posición 2 segundos y regresa. Repite 3 series de 15 cada una y cambia de lado.

6. Elevación de piernas. Acostada boca arriba, mantén tus brazos laterales, unidos a tu cuerpo y con las palmas hacia el piso. Contrae tu abdomen, eleva las piernas hasta dónde puedas sin flexionar las rodillas, sostén la posición 2 segundos y regresa sin tocar el suelo. Repite 3 series de 15 cada una.

Es muy importante que exhales en el momento de contraer tus músculos, e inhales cuando regreses a la posición inicial. Recuerda que tu salud y tu figura no son cosa de magia, hay que trabajar por ellas, pero después de 4 ó 5 semanas notarás el cambio.

Cheers,

Goose

Referencia:

http://www.innatia.com/s/c-ejercicio-tercera-edad/a-limite-ejercicios-calculo.html

La Frecuencia Cardíaca Máxima (Teórica) surge de la resta:

220 – edad (hombres)

226 – edad (mujeres)

Esa es teóricamente la máxima frecuencia con la que puede latir el corazón ante un esfuerzo determinado. Como es una resta, a mayor edad, menor frecuencia Cardíaca Máxima.

Esa Frecuencia Cardíaca Máxima se utiliza para sacar los porcentajes de ejercitación y medir de esa manera la intensidad o zona de trabajo que se quiere trabajar.

Si entrenas en forma aeróbica puedes trabajar en una intensidad correspondiente al 60 y el 90% de la frecuencia máxima teórica. En personas con un nivel de acondicionamiento físico muy bajo la intensidad del ejercicio corresponde entre el 50 y el 60% de la frecuencia máxima.

Ejemplo: Un persona de 50 años de edad tiene una frecuencia máxima teórica de 220 – 50 = 170. Por tanto los límites de trabajo aeróbico corresponden a 170 x 0,60 = 102 y 170 x 0,90 = 153.

Es decir 102 pulsaciones en un nivel muy bajo de intensidad y 153 como el límite antes de comenzar a sentir una fatiga importante.

Por encima de esta frecuencia cardíaca se comienza a sentir una fatiga importante a nivel cardiovascular y muscular por falta de oxígeno suficiente.

El tiempo recomendado para la práctica de ejercicio aeróbico es de 30 a 60 minutos al 60-80% FCmáx., todos los días. Hacer ejercicio físico no significa que sea un pasaporte para comer sin control ni medida, porque reducir de peso de esa manera es muy poco probable, ya que nunca se podrá gastar en una sesión de entrenamiento el exceso de calorías de una comida.

 

Cheers,

Goose

Hace muchos años…

Erase una vez un joven que creía que nunca sería viejo

Tiempos bellos....

¿Cómo regresar a ellos?

Hoy en día añoro y recuerdo esos tiempos…

Cheers,
Goose

Vida Digital

¿Cuántas vidas vivimos sin darnos cuenta? ¿Cuánto de los demás hay en nosotros y cuánto de ellos existe en la memoria de nuestra computadora? Esta novela narra una noche de insomnio de un autodidacta profesor de filosofía que llega a los cuarenta con muy poco pelo, sobrepeso, tres divorcios a cuestas y ganas de ligarse a cuanta jovencita espía en el Facebook. Tan fácil que ahora resulta inventarse una vida, poner fotos de quince años atrás, hacerse el interesante para seducir, para vivir una vida paralela, una vida digital…

Fabrizio Mejía Madrid construye una historia que con ironía y humor que nos enfrenta a nuestros sueños y frustraciones… Muy recomendable… No dejen de invertir una tarde en este libro !

Cheers,
Goose

© 2017 Goose Workshop Suffusion theme by Sayontan Sinha